Etiopía

23 de Enero del 2015

Las mujeres en Etiopía son heroínas salvando la familia y la sociedad

 

\r\n

Por Seguimos Informando





Hablamos con Lola Hierro, que tal y como se define en su blog, Reportera Nómada, es: periodista, viajera, amante de la fotografía y aspirante a poder desempeñar su oficio honestamente de la única manera que lo concibe: como un servicio público. Hace cosa de un mes estuvo trabajando en Etiopía y queríamos que nos contara de primera mano su experiencia.


En el blog de Lola podéis encontrar las Crónicas Etíopes, el personalísimo conjunto de relatos personales en el que la periodista ha ido apuntando todas las vivencias y reflexiones a medida que transcurría su estancia en el país. Por otra parte están los reportajes que ha publicado para Planeta Futuro, sección de El País que informa acorde a los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU, y en la que Lola coordina el blog Migrados.


“Lo mejor que tiene Etiopía son los etíopes. Son encantadores por cómo se portan con los extranjeros”


Nos cuenta el gran apoyo que ha recibido por parte de la gente. Al leer sus miedos previos al viaje nos sentimos muy identificados, como gente de ciudad pequeña que somos y con pocos kilómetros en las botas, pero todo esto no es más que fruto del desconocimiento. Ella no puede hacer referencia ni a la “tasa faranji” (precio especial para extranjeros) de la que le habían advertido, ya que no la ha sufrido, aun pareciéndole justa en cierta medida.


Etiopía está en el puesto 15 por la cola en el Índice de Desarrollo Humano y sin embargo, es el país que más crece de los no petroleros de África, alrededor del 10% de PIB/año. Está impulsando programas para la promoción de la agricultura, de la educación y de la salud, entre otros. Posee muchos centros de salud, pero no hay disciplina suficiente para que el servicio sea continuo. Tiene en marcha planes contra la malnutrición infantil, programas de planificación familiar y ha prohibido por ley la no escolarización o el matrimonio con menores.


Las mujeres en Etiopía son heroínas salvando la familia y la sociedad


“Hay demasiados frentes abiertos. Van dando pasos importantes pero es complicado implementarlo todo a tiempo y de manera eficiente”


Existe una gran desigualdad entre la Etiopía rural y la Etiopía urbana. Es verdad que la pobreza se reduce pero a la par aumenta la desigualdad. Se sale de la pobreza pero uno se queda al borde de la misma, de manera que con la pérdida del empleo o una catástrofe natural, por ejemplo, se vuelve al punto de partida.


Por otra parte están los intereses económicos de las multinacionales extranjeras, como el caso de las chinas, que se están haciendo con muchísimas hectáreas de tierra agrícola, desplazando minorías indígenas, que quedan en situación muy vulnerable.


“Me ha conmovido la situación de la mujer en las zonas rurales. Cargan leña, agua… y se ocupan de todos los hijos. Los peores trabajos son para ellas y lo llevan con una dignidad tremenda. Son heroínas salvando la familia y la sociedad”

En ciudades como Addis Abeba a la mujer todavía no se le ve como en la sociedad occidental aunque ha alcanzado muchos más derechos que las mujeres que viven en zonas rurales. Hay niñas que no pueden ir al colegio ya que tienen que ayudar a la madre con el cuidado del resto de niños o vendiendo en el mercado. En algunas regiones se sigue practicando la ablación y la media de edad para casarlas es de 16 años. También se dan secuestros por no pagar la dote. Para saber mucho más acerca de la situación de las niñas no podéis dejar de leer Por ser niñas, uno de sus reportajes para Planeta Futuro.


Entre los proyectos de cooperación que ha conocido Lola de primera mano, además de malnutrición, discapacidad, enfermedades olvidadas, apadrinamientos o agricultura, están los que se enfocan en el empoderamiento de la mujer por un lado y en la igualdad de género por el otro. En el caso del primero se ha puesto en marcha una cooperativa en la que participan chicas menores de edad (estudian media jornada y cosen la otra media) y madres impulsando pequeños negocios con la ayuda de microcréditos. En el otro caso se trabaja la autoestima de la mujer mediante la formación, fomentado que las niñas vayan al colegio o que se compartan las tareas del hogar. Ni que decir tiene que el apoyo de los hombres es indispensable, por eso se les premia con pequeños gestos cuando colaboran.


Poco van a descansar la cámara y la libreta de Lola ya que en breve estarán recogiendo historias en Kenia y en Tanzania, así que permaneced atentos a las crónicas en su blog Reportera Nómada y a sus reportajes para Planeta Futuro.


 





Seguimos Informando

Comentarios

Historias de Resistencia

18 de Junio del 2015

El taekwondo de la resistencia

Por NervioFoto

India

06 de Marzo del 2015

Los Mahila Mandal y la lucha de la mujer india

Por Seguimos Informando

Etiopía

24 de Enero del 2015

Violencia sexual en Etiopía. La muerte de Hanna Lalango

Por Seguimos Informando